Llevábamos meses emocionadas: el 8 de marzo de 2020, día de la mujer, volábamos a Sudáfrica para empezar la que sería la aventura de nuestras vidas.

Pero de repente, parecía que lo teníamos todo en contra.

Hacíamos escala en Italia (Pisa y Roma) y una especie de histeria internacional se había ido extendiendo como pólvora. El coronavirus, una suerte de virus que se extiende como en una especie de peli de ciencia ficción, dominaba los medios de comunicación. Y cunde el pánico, y se cierran escuelas, se cancelan vuelos, la gente lleva mascarillas por la calle, hay ciudades en cuarentena…

A mí personalmente el virus en sí no me preocupa demasiado. Con ser higiénica y lavarse las manos me parece suficiente.

Nos embarcamos en la aventura, de cualquier forma. Había varios vuelos cancelados, algunos retrasos y controles de fiebre.

Yo tenía un nudo en la boca del estómago. Toda esa ilusión, todas esas ganas, ¿habrían sido para anda?

Temía, como pocas cosas he temido en la vida (absurdamente), que me cancelasen el vuelo.

Pero llegamos a Johannesburgo sin más inconveniente. Y aquí estamos, en un hostal que no inspira demasiada confianza, pero en el que la gente es encantadora.

Y a salvo del coronavirus.

Pero expuestas a un sin fin de peligros.

Nos han advertido de robos y violencia por doquier, pero lo cierto es que, en el tiempo que hemos pasado por aquí, no nos hemos sentido intimidadas en ningún momento y la gente ha sido amabilísima.

Sin embargo, la aventura acaba de empezar.


4 commentarios

Oranda Style · marzo 15, 2020 a las 3:25 am

Las restricciones se han implementado durante 30 dias. Sin embargo, actualmente no se ha otorgado una caducidad fija, por lo que es posible que esto se extienda.

    Maria Rebasa · marzo 23, 2020 a las 10:28 am

    Exacto, la incertidumbre ahora mismo es lo que impera. Día 18 cerraron el aeropuerto de Sudáfrica.

BrianKab · marzo 30, 2020 a las 4:15 pm

Fantastic site you possess going here.

    Maria Rebasa · marzo 31, 2020 a las 8:59 am

    Thank you!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *