Vamos a por la respuesta fácil: el vinyasa yoga es un tipo de yoga.

Ejem.

Bueno, después de qué me deis dos palmaditas en la espalda, voy a explicar qué es el Vinyasa yoga, qué diferencias hay entre el vinyasa y el hatha yoga y por qué es el puto mejor estilo del mundo cuáles son sus beneficios.

handstand yoga

Se suele hablar de “Vinyasa flow” y es que, para mí al menos, el vinyasa va de fluir. Sin embargo, desde un punto de vista menos romántico, en sánscrito, el prefijo vi significa algo así como variación o movimiento y nyasa se traduce por algo así como bajo unos parámetros o de una determinada forma. Entonces Vinyasa es la posición de una determinada manera.

A fin de cuentas, el Vinyasa es un yoga dinámico que procura unir la respiración con el movimiento. Para ello se sirve de distintas secuencias, como es, por ejemplo, el saludo al sol (o surya namaskar), pero también utiliza muchísimas otras asanas y formas de ordenarlas.

¿Qué diferencias hay entre el Vinyasa y otros tipos de yoga?

El Vinyasa es un estilo de yoga dinámico, pero también lo es el Ashtanga. Lo que ocurre es que el Ashtanga es mucho más disciplinado. El vinyasa se caracteriza por la creatividad que le puedes insuflar a la práctica. Además es mucho más variado.

Por su carácter dinámico, podrías pensar que el Vinyasa es un estilo de yoga para alumnos avanzados. Pero, ¡no tiene por qué! Pueden realizarse secuencias adaptadas a todo tipo de cuerpos y situaciones y, aunque es cierto que puede volverse físicamente muy exigente, también puede ser una práctica lenta y relajante. (¡OJO! hay prácticas lentas muy difíciles, ya que mantener un ritmo pausado y la concetración constante puede ser muy retante).

Por otro lado, lo que lo diferencia del Hatha yoga, es el propio dinamismo. Por eso mismo se suele recomendar a los principiantes practicar Hatha: porque es un estilo que trabaja muy bien las posturas una a una. En cambio en una secuencia de Vinyasa se fluye de una postura a otra, por lo que está bien tener ya interiorizado el movimiento.

Es un tipo de yoga muy completo, ya que, al poder practicarse a un ritmo bastante acelerado, no sólo desarrolla flexibilidad y resistencia, sino que también resulta vigorizante en cuanto a que tiene un componente cardiovascular.

En este estilo, hay que poner la atención en las transiciones.

En Vinyasa, se relaciona cada movimiento con una inspiración o expiración. Además es común utilizar un tipo de respiración en particular que es la llamada respiración Ujjayi.

A mí, me gusta pensar que movimiento y respiración son uno solo.

Pero, ¿el yoga no era relajante?, ¿de dónde viene el Vinyasa?

Hay muchísimas escuelas y estilos. Casi te diría que cada practicante puede hacer el yoga a su manera.

De todas formas, el Vinyasa parece venir impulsado por Krishnamacharya, en Mysore. Enseñaba a adolescentes y, por lo visto, el movimiento era la mejor forma de relajarlos.

¿Quién iba a decir que también era perfecto para nuestros cuerpos occidentales, acostumbrados a pasarse la mayor parte del día sentados en una oficina?

Categorías: YOGA

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *