Bueno en realidad, aunque estés haciendo yoga online, si te enseña alguien, no lo estás haciendo por tu cuenta, sino que lo estás haciendo con un profesor online ¿no?

O, visto de otra forma, al final por muchos mentores que tengas a lo largo de tu vida, lo que aprendes lo aprendes por tu cuenta.

Vale, ya me dejo de filosofías raras.

Yo soy una yogini básicamente autodidacta. Y he asistido a clases a lo largo de mi recorrido en esta disciplina. Pero, al final, el verdadero aprendizaje lo he hecho yo misma. Aquí te cuento cómo y las claves para que tu también puedas convertirte en yogi siguiendo tu propio camino.

yoga por tu cuenta

¿Cómo aprendo por mi cuenta?

Las posibilidades de nuestro siglo son infinitas. Si quieres aprender algo, tienes la información al alcance de la mano, a un click. Tanto es así, que el problema no es obtener conocimientos sobre algo nuevo: el problema es centrarse y no sentirse abrumado por la cantidad de información que hay al abasto.

Otro gran “problema” de aprender algo en solitario es que necesitas fuerza de voluntad y disciplina. Ya que en la mayoría de ámbitos, y especialmente en yoga, las cosas no se aprenden en un día, y hay que sentarse a practicar con regularidad.

Todos tenemos días mejores y días peores. Es importante que, los días malos, no te desanimes ni tires la toalla, simplemente tómatelo como un día de descanso de tu aprendizaje sin martirizarte por ello.

Las ventajas de hacer yoga online son muchas, como su bajo coste o su disponibilidad (cuando quieras, donde quieras). Pero la principal desventaja es una, y va por ahí: hay que compromenterse con uno mismo.

¿Con qué recursos empiezo?

Para empezar a aprender algo, sobretodo si no sabes nada, es bueno centrarse en dos o tres recursos. Un paso es estar leyendo este artículo y seguir algunos blogs, como Yoga en la Mochila. 😉

Otra gran fuente de información es Youtube. Sobretodo en algo tan físico como el yoga, es esencial combinar los conocimientos que vayas adquiriendo con práctica. Tener vídeos de referencia es crucial y hay muy buen material en youtube. Yo sigo sobretodo canales en inglés, pero en español te recomiendo tanto el canal de Xuan Lan, como Yoga con Marina Buedo.

Y, por supuesto, te recomiendo también mis propias clases gratuitas ;):

Si quieres empezar a profundizar más en materia, puedes empezar a escoger libros sobre anatomía o sobre filosofía hindú. Pero no lo hagas todo de una vez. Deja que el aprendizaje vaya despertando tu curiosidad.

Yo por ejemplo, no he empezado a profundizar en el conocimiento de la anatomía el yoga hasta hace varios meses, y hace años que hago yoga.

Ten paciencia

Y ten en cuenta que existe lo que se llama una curva de aprendizaje.

Probablemente, si no tienes ni idea de nada y nunca has hecho yoga, cuando empieces a informarte un poco de los tipos de yoga que hay, las diferentes posturas y empieces a practicar, mejorarás muy rápido. Esto es porque cualquier conocimiento nuevo, cuando no sabes nada, incrementa exponencialmente tus habilidades.

Después, el aprendizaje es menos rápido. Además, te vas dando cuenta de todo lo que no sabes y/o no puedes hacer.

Incluso puede que a veces te parezca que te has estancado.

Pero no te desanimes. No pares. El secreto está en mantenerse ahí. Y cuando mires atrás, verás todo lo que has aprendido apenas sin darte cuenta.

Es muy importante tener una rutina

Ya he hablado sobre ello. Pero no puedo dejar de hacer hincapié en esto. En lo importante que es practicar con regularidad, tanto para tu cuerpo como para tu mente.

Como te decía, hacer yoga online tiene la ventaja de que no tienes que moverte a un sitio y a una hora concreta. Puedes hacerlo cuando y donde quieras. El inconveniente principal es que, si no tienes una rutina y te ciñes a ella, es muy fácil que lo vayas dejando y que lo procrastines.

Lee este artículo con los mejores trucos para crear un hábito de yoga. Al final quien se tiene que levantar y poner a hacer yoga eres tú, pero hay ciertas cosas que te pueden ayudar.

yoga en el camino

¡Disfruta del camino!

Recuerda: haces yoga para disfrutar de ti mismo y no para conseguir hacer “X” postura o tener un cuerpo 10. Ya sé que es un tópico, pero no hay una meta: el objetivo es el camino.

Categorías: YOGA

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *