Tienes ganas de ver mundo. Has oído que Indonesia es un país ideal para mochileros y para todo tipo de viajeros. Pero te da miedo hacerlo sola. O simplemente quieres saber más sobre el lugar porque no las tienes todas contigo. Bueno, pues he recopilado los mejores consejos para viajar a Indonesia, o por lo menos todo lo que me hubiese gustado que me hubiesen contado para preparar mi viaje.

hombre en campos de arroz

Lo básico

Indonesia es un país inmenso (¡tiene más de 17.000 islas!). Así que, desgraciadamente, tienes que elegir una zona, sobretodo si dispones de tiempo limitado. Durante los seis meses que estuve en Indonesia me di cuenta de que, cuanto más veía, más me faltaba por ver. Piensa que va del océano Índico al Pacífico y que tiene de todo. Indonesia es un país de contrastes en cuanto a sabores, en cuanto a colores y en cuanto a paisajes

Siempre puedes saltar de isla en isla y volar de capital en capital, para ”visitar” el mayor número de lugares posible. Pero es un tipo de viaje que yo, personalmente, no recomiendo.

Mi más fiel acompañante fue la guía de Lonely Planet, pero en internet también hay un montón de información útil sobre el país (este mismo artículo, por ejemplo) ya que es un lugar que se ha vuelto bastante popular en los últimos años. Al ser tan grande y variado, hay que ir ojo avizor, ya que hay lugares sobre los cuales no hay mucha literatura.

Si tienes alguna otra inquietud… ¡no dudes en hacérmelo saber!

¿Viajar a Indonesia es tan barato como dicen?

Teniendo en cuenta que 1€ son más de 15.000 rupias indonesias y que se puede comer un buen plato de comida recién hecho por menos de esa cantidad… sí, Indonesia puede ser muy barato. Y digo puede porque, como todo en esta vida, si quieres puedes hacerlo caro. Es decir, si te pasas un mes volando de una ciudad a otra, cogiendo taxis, no regateas y duermes en resorts de lujo en Bali… pues lo que se dice barato no te va a salir (quizás sí más barato que pasarte un mes en resorts de lujo en Europa, claro).

Todo depende también de qué lugar estés visitando: Bali puede ser caro en comparación con otras islas, ya que es más turístico, pero también podrás gozar de comodidades más occidentales en esta isla que yo considero sobrevalorada.

También es muy posible que intenten timarte e inflar los precios constantemente. No te lo tomes como algo personal, es su forma de hacer dinero y al final ir por ahí siendo blanco y con rasgos caucásicos es como ir gritando que eres rico. Intenta regatear, SIEMPRE (excepto cuando los precios ya estén marcados, por ejemplo, si hay un puesto de comida ambulante y pone que un plato de comida son 10.000, pues es que son 10.000). No hay unas pautas que te aseguren conseguir el mejor precio: todo depende de tu carisma. No te sientas mal regateando y ten paciencia: tener una idea de lo que quieres pagar por algo y empezar por la mitad de eso, es una buena táctica. Pero no pierdas los nervios ni te enfades, tómatelo como un juego y ten en cuenta que ellos están acostumbrados a sacarles las pelas a los guiris.

calle indonesia

Al margen de eso, si tienes paciencia y ganas, viajar por Indonesia puede resultar muy barato. Una comida estándar (el estándar indonesio, claro) en un warung o en un puesto de comida callejera suele costar menos de 20.000 rupias, es decir, te puedes gastar por comida un euro y pico. Eso sí, como tengas un antojo occidental, como ir a un supermercado a comprarte un helado magnum (sí, no me juzguéis) te clavan otros tantos.

Por otro lado, el alojamiento puedes encontrarlo desde por tres euros, aunque varía mucho dependiendo del lugar. Yo me solía gastar entre cuatro y diez-doce euros la noche, normalmente con desayuno incluido. Todo depende de la época en que vayas (por ejemplo, en Ubud en la temporada no turística los precios bajan mucho y están muy bien) y la zona. Es decir, irse a algunos lugares remotos a veces implica que la oferta de alojamiento se reduzca drásticamente y que tengas que pagar diez euros por un homestay random. Pero yo no dejaría de explorar estos lugares por esta razón.

Al fin, como en cualquier lugar del mundo, depende mucho de como te lo montes, aunque de media sí que gastarás mucho menos que en un país europeo.

Siempre puedes escapar del monzón

Sí, es tan grande que cubre tres zonas horarias. Además, no hay cuatro estaciones, sino que hace siempre calor (alrededor de 25ºC) y pega el sol… o llueve como si se fuese a acabar el mundo. Básicamente, tienen estación seca y estación húmeda. Por lo que siempre puedes viajar a una región en la que haga sol para disfrutar de la playa.

playa indonesia

En la región de Java, Bali, Sulawesi y Nusa Tenggara, la época seca va de mayo a septiembre. En cambio la estación seca va de octubre a abril en las Molucas o en Papúa.

Aunque debido al cambio climático la lluvias van un poco locas y una no puede fiarse del todo. Además, normalmente llueve de súbito y al escampar vuelve a hacer un tiempo espléndido, así que no descartes ir en estación de lluvias.

Moverse por Indonesia

De nuevo, depende mucho de la zona en la que estés (no es lo mismo Jakarta que un pueblucho perdido en Lombok), pero muchas veces, las carreteras dejan bastante que desear y en Java el tráfico suele ser exasperarte. Así que calcula por defecto que tardarás más en cualquier trayecto de lo que parece en principio.

Muchas veces, alquilar una moto es una gran idea: son baratas y la gasolina también. Pregunta en el lugar en el que estés: suele haber diversas opciones. Y sí, acostumbran a ir sin casco por ahí, pero yo que tu pediría que también te prestasen uno.

Sobretodo en grandes ciudades, hay Uber y Go Jeck. Go-jeck es una especie de Uber local, yo usé la app en muchas de las ciudades de allí y la recomiendo enormemente. Aunque, ATENCIÓN, en algunos alojamientos (a mí esto me paso en Bali, como no) ofrecen su propio transporte a los turistas y no permiten que se acerquen servicios de Uber o Go-Jeck. Así encarecen su propio servicio, por supuesto. Una opción es alejarse del alojamiento unos pasos (yo crucé la calle) y pedir que te recojan ahí.

Y bueno, también hay servicios de avión, tren, etcétera… Yo buscaba vuelos locales en esta web indonesia: https://www.tiket.com/

Mayoría musulmana, ¿debe preocuparme?

Sí, es cierto que en la famosa Bali hay mucho hindú y budista tradicionalmente. Además, debido al tipo de turismo que va a la isla, se ha convertido en una especie de meca yóguica vegana-eco-friendly, sobretodo el sur. Que eso no quiere decir que esté mal, a mí me gustó verlo, pero si haces un viaje tan largo, mi recomendación es que veas algo más que el sur de Bali, ya que es la parte con más influencia occidental.

La cuestión es que, en el resto del país y aunque convivan pacíficamente muchas religiones y mitos, más del 90% son musulmanes. Esto, definitivamente, no debería disuadirte de viajar a Indonesia.

Si bien es cierto que son muy religiosos, también son muy respetuosos con las creencias de los demás. De hecho, les cuesta más entender que no creas en nada que que seas cristiano. Cuando me decían: ”los españoles sois católicos, ¿verdad?” Yo a veces me encogía de hombros y dejaba que pensasen lo que quisieran. Si me ponía a explicarles que no, que era atea, me miraban con incomprensión e incredulidad, así que normalmente, es mejor dejar estar el tema. Pero en ningún caso es peligroso dejar claras tus creencia.

Cómo vestir en Indonesia si eres mujer

Por otro lado, está el tema de ser mujer y viajar por un país musulmán. Sola, por si fuera poco. Es cierto que la cultura es bastante machista, pero al ser europea, antes de ser mujer eres ”europea” y ”rica”, para que nos entendamos. Es decir, te tratan con el respeto con el que tratan a todos los extranjeros, que no es poco. De hecho, el ser caucásico a veces atrae demasiada atención y muchos indonesios querrán hacerse selfies contigo. Sí, como si fueras famosa. Puede llegar a ser algo agobiante, pero no peligroso.

En cuanto a la vestimenta, yo llegué a ir en bikini, estando con unas chicas indonesias que iban vestidas y con hiyab (no conocen mucho el concepto de bañador). No tuve nunca absolutamente ningún problema, PEEERO, nunca está de más respetar las costumbres del sitio al que vas. Así que, por lo general, trata de llevar faldas o pantalones largos (míralo de forma positiva: te protege del sol) y no enseñar demasiada carne. Sobretodo en zonas poco turísticas. No es que te vayan a violar, pero piénsalo de esta manera: ver a alguien enseñando el ombligo es para ellos como para ti sería que alguien se presentase a una cena formal en topless: bastante incómodo.

Gastronomía

La gastronomía indonesia es tan variada como su cultura y sus gentes…. aunque por todo encontraras Nasi Goreng (nasi=arrroz y goreng=frito) que nunca es mala opción. También encontrarás en todas partes sambal, la salsa picante indonesia, aunque varía mucho el modo de hacerlo según la región.

chiles indonesia

Desayunar arroz frito no es algo raro en el país. De hecho, en casi todas las comidas está presente el arroz. Una forma muy típica de comer es servirse una cantidad considerable de arroz y ”rodearlo” de varios acompañamientos. Son estos acompañamientos lo que varía según la región, pues no es lo mismo un restaurante típico sondanés que uno balinés o javanés. Lo que sí destacaría es el contraste de sabores: la comida indonesia por lo general está teñida de potentes dulce y picante.

Suciedad y bichos

Sí, Indonesia es un país sucio y sí, hay muchos bichos. La parte positiva es que hay muchas mariposas. Y una vida salvaje espectacular.

araña indonesia

Mis recomendaciones son que vayas vacunada, cuidado con el agua y los alimentos no cocinados y que lleves siempre kleenex a mano. Y bueno, acostúmbrate a que las cosas no estén impolutas.

Además, lo indonesios no tienen una conciencia ecológica muy desarrollada. Los lados de la calzada están muchas veces atestados de plástico y lo mismo pasa con algunas playas. Al comprar una botella de agua, te dan una bolsa de plástico. Y tiran el plástico por donde sea que vayan caminando. ¡No hagas tú lo mismo! A ellos no les han educado en ese sentido y, aunque poco a poco se vayan mentalizando, aún hay mucho por hacer. Sé un ejemplo a seguir en ese sentido, y no un turista que lo juzga todo.

Un agujero en el suelo a modo baño

Los rumores son ciertos… en países como indonesia, el váter está en el suelo. Hay quien lo relaciona con el ambiente antihigiénico. Pero yo diría que no tiene nada que ver: he visto váteres en el suelo muy limpios y lujosos, así como otros occidentales hechos una porquería. Porque sí, hay bastantes lugares en los que hay ”váteres occidentales”. Por ejemplo, hay aeropuertos en los que hay de ambos tipos.

Y es que a los indonesios se les hace raro hacer sus necesidades sentados y muchos, en caso de tener que ir a un váter occidental, se acuclillan encima de él. Sí, todo en este mundo es cuestión de perspectivas.

Por si fuera poco, en lugar de limpiarse con papel, lo hacen con agua. En los baños más modernos tienen una manguerita al lado mientras que, en los más tradicionales tienen una palangana con agua. Antes de pensar que es raro, ten en cuenta que ellos piensan que limpiarse con papel es súper desagradable.

La personalidad servicial de los indonesios es arrebatadora, sí, pero..

El pueblo Indonesio, en general, es amable e inocente. No tienen maldad y son habitualmente gente generosa y complaciente. Tratarán que te sientas bienvenido y querrán conocerte. Pero hay algo de lo que debo advertirte… rara vez te dirán que no. Hay que ir con cuidado con esto, porque por lo general, siempre que pidas algo asentirán y te dirán que no hay ningún problema y que está todo perfecto… y puede que sea así.

Pero no te sorprendas si luego algo no sale como estaba previsto. Esto no encierra ningún tipo de maldad, simplemente son una gente a la que no le gusta decir que no. Y que, a la sazón, llevan un ritmo de vida relajado y despreocupado (vamos, que tampoco te esperes puntualidad alemana).

A esto se le suma que el sentido del tiempo lo ven de forma bastante laxa. Para ellos ”ya lo haré mañana” puede significar la semana que viene. De hecho, en indonesio, besok, cuya traducción es mañana, es usado para cualquier momento en el futuro. Que no te preocupe demasiado este hecho, pero deja siempre bien claro lo que quieres y cuando lo quieres para que no haya confusiones.

Pero que todo esto no te traiga de cabeza, es cuestión de adaptarse a la mentalidad calmada de esas gentes. Con todo esto en mente, viajar a Indonesia será una experiencia enriquecedora. Déjate sorprender por uno de los países más variados del mundo, en el que puedes estar un día tomando el sol en una playa virgen y al día siguiente subir a la cumbre de un volcán. Y ya sabes, viaja de forma responsable, saludable y, ¡disfruta!

Categorías: VIAJES

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *