No consigues tocarte los dedos de los pies sin doblar las rodillas. Avanzar en yoga y conseguir flexibilidad algunas veces parece una meta imposible. Te gustaría hacer el pino de forma grácil y sin esfuerzo. Pero apenas consigues apoyar los talones en el perro boca abajo.Quieres mejorar rápidamente en yoga y no sabes cómo.

Hay un montón de cosas que puedes hacer para mejorar tus posturas:

  • practicar a menudo a una intensidad media.
  • incluir varias veces en la misma sesión aquellas posturas que te resulten más difíciles.
  • ajustar las posturas con bloques.
  • hacer varias series de surya namaskar nada más levantarte.
  • llevar una alimentación adecuada.
  • dejar que tu cuerpo repose.
  • practicar delante de un espejo algunas veces, para poder autocorregir tu postura.
  • etcétera.

Pero, ¿cuál es el secreto definitivo para mejorar rápido en yoga?

Aceptar tu cuerpo y tus posibilidades.

Probablemente habrás puesto los ojos en blanco y suspirado. “Vaya, otro consejo hippy que no te ayuda. Aceptarse a uno mismo, qué novedad.”

Pero esque la forma más absoluta de mejor en yoga es aceptar tu cuerpo en el punto en el que está ahora mismo. Obsérvalo y acéptalo. Al final, el objetivo del yoga no es aguantar un minuto, el objetivo del yoga es observar la vida desde la imperturbabilidad.

Por muchas virguerias que sepas hacer con tu cuerpo, si te frustras u observas el futuro con expectativas ansiosas, no estás poniendo en práctica el principio más básico del yoga.

Mejorar en yoga va de quererse.

Ultimamente me ha tocado reaprender este punto, debido a una grave lesión y es, quizás, una de las cosas más difíciles del yoga. Pero aceptarte de verdad, no decir que te aceptas y luego odiarte en secreto. Eso no significa dejar de querer mejorar, hay que seguir queriendo mejorarse a uno mismo. Pero no como un apego del yo futuro que quieres ser y que, realmente, nunca serás. Sino desde la aceptación del momento presente y la apertura a la mejoría futura. Liberándote de frustraciones y trabajando desde la observación de lo que haces bien y de lo que haces mal.

Así pues, si te dispones a trabajar en la aceptación de tu yo, de tu situación actual: enhorabuena, ya eres automáticamente mejor en yoga.

Categorías: YOGA

1 comentario

Pilar · noviembre 14, 2019 a las 4:16 am

En informarme con todos los temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *